QUIENES SOMOS

Procedemos de la más diversa extracción social, consecuencia del único medio de ingreso en la profesión, la oposición, que es accesible a todo aquel que quiera estudiar y en la que el único mérito que cuenta es el saber; existen notarios de todas las ideologías, hasta de las más extremistas, por extraño que pueda resultar, de todas las creencias y de todos los gustos y aficiones.

Somos tan variados como la sociedad en la que vivimos y a la que servimos, con idénticas virtudes y defectos y, por supuesto, no tenemos ningún poder real y dependemos, como cualquier otro funcionario público, de la exclusiva voluntad del gobierno de turno.